El Otro Camino

El éxito de Funko

¿Quién no conoce los Funko Pop! hoy en día? Estas figuritas de vinilo aparecieron en nuestras vidas de repente y parece que no se quieren ir. Es más, cada vez abarcan más y más licencias.
La compañía se fundó en el año 1998 y Funko deriva de la mezcla de Fun (diversión en inglés) y Company y aunque el concepto inicial difiere con lo que asociamos hoy en día a Funko, la imagen de muñeco cabezón siempre ha estado presente en el diseño de sus productos.
Fue a partir del 2010 durante la Comic Con de San Diego, que se presentaron los primeros diseños de los Funko Pop! que conocemos todos y a partir de ahí Funko ha hecho historia.



Si bien es verdad que los Pop! son su producto más conocido, deberíamos decir que con los años la compañía ha ido creciendo (y lo sigue haciendo) y podemos encontrar muchas otras cosas como por ejemplo peluches, la línea de figuras Rock Candy, Vinyl Sugar, camisetas Pop!, tazas, llaveros, etc...
Aun así, miman mucho su producto estrella haciendo mil y una versiones diferentes de los personajes más famosos, ediciones especiales e incluso exclusivas haciendo que estas últimas estén muy buscadas por los coleccionistas y alcanzando precios astronómicos en los mercados de segunda mano y subastas.
Puede gustarte más o menos su diseño pero lo que hace fuerte a los Funko Pop! y en consecuencia, que casi todo friki tenga al menos uno en su casa son básicamente dos cosas :
En primer lugar el precio. La media de los Funko Pop! estándar puede estar entre los 16 y 20€, lo que los hace muy accesibles para el público en general, siendo un regalo fácil para niños y adolescentes y una opción asequible como detalle a alguien friki y es aquí dónde reside su segundo punto fuerte, la variedad.
Y es que de Funko Pop! hay de todo y para todos. Puedes encontrar Pops! de casi cualquier película, serie, cantante, anime, videojuego, etc, que puedas imaginar. Desde personajes conocidos como los Vengadores de Marvel, pasando por grupos de Rock, Harry Potter o cosas tan curiosas como la mascota de Kelloggs.
Esa mezcla de precio económico (sin contar las versiones especiales, exclusivas o Pops! más grandes donde el precio evidentemente sube) más su variedad, hace que sean un producto muy atractivo para todos, bien sea porque han sacado algún Pop! relacionado con algún personaje del que apenas hay merchandising (haciéndolo muy atractivo para coleccionistas), bien sea porque simplemente nos hace gracia tener un Pop! en concreto de una película que nos ha gustado o porque nos resulta más asequible coleccionar Pop! que otro tipo de figuras.
Sea como sea, es fácil hoy en día encontrar Funko Pop! en las estanterías de muchas casas, sean más o menos frikis y eso es debido a la fórmula que tan bien les está funcionando y que les permite acceder a más licencias y de ese modo ampliar aún más su público.
Así pues, te guste lo que te guste, lo más seguro es que encuentres un Funko Pop! de ello y si no está ¡seguramente lo acabarán haciendo!
¿Y tú, cuántos Funko Pop! tienes en casa?

No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Instala nuestro sitio web en tu ordenador:
X